Sep 24
Técnicas Neuromarketing

Neuromarketing. Técnicas

En el blog anterior hemos dado algunas notas de neuromarketing, y como las mismas han sido expuestas en algunos negocios. En este blog vamos a insistir en este proceso, y vamos a observar como los supermercados se han ido convirtiendo en no meros establecimientos mercantiles sino en un laboratorio del neuromarketing.

Aspectos del negocio, sobre todo tienda, como la distribución de las categorías de productos, la iluminación, la distribución en góndolas, la música y los aromas, están siendo cuidadosamente diseñados para impulsar el negocio y sobretodo sugestionar nuestra compra, en modo de conclusión como nos están dirigiendo a una compra teledirigida.

Cuando entramos a una tienda, o un supermercado lo primero que observamos es que son lugares acogedores, frescos, fragantes y saludables, incluso a veces tenemos la sensación que en cuanto a los carteles, publicidades de productos etc., su colocación nos lleva incluso a pensar que estamos en una sección de comida gourmet, cuando son meros productos de marca blanca.

Pero, ¿qué utilizan los supermercados para dirigir nuestra compra?

En primer lugar observaremos la música, y por ello podemos ir observando que la música en los restaurantes de comida rápida suele ser pop, con ritmo dinámico, en cambio, la de los supermercados es romántica, de recuerdo con ritmo mas lento, y ello es porque la música lenta o con ritmos románticos es la que acentúa vacíos emocionales, o recuerdos de experiencias personales, y tras experimentar esa melancolía lo que se hace es ahuyentar esa frustración con la compra, en muchos casos compulsiva para sentirse bien.

En segundo lugar, tenemos el olfato, y el marketing sabe que el olfato es un arma de ventas poderosa, eso lo apreciamos en la sección de detergentes, sabemos que cualquier producto sin olor haría eficaz el producto, pero un buen olor nos genera la sensación que frescor, mejor limpieza aunque el producto sea mas caro o de peor calidad que otro. Lo mismo sucede con el pan, el olor a pan recién hecho genera hambre y por eso vamos a comprar más, lo que hace que el pan se ponga en zonas estratégicas donde hay más productos alimenticios.

En tercer lugar, os habéis preguntado porque se rocía la fruta con agua cada cierto tiempo?, o porque últimamente la fruta esta en la entrada o centro de los supermercados?, pues porque el aspecto colorido y fresco de las frutas nos invita a dirigirnos hacia dentro, y todo ello porque hay estudios que indican que los visitantes de los supermercados experimentan una sensación de bienestar al escoger comida saludable primero, dado que al llenar este aspecto luego el remordimiento a escoger chocolate o algún producto no tan saludable es menor.

Y en cuarto lugar la vista, ya hemos hablado antes que una de las técnicas de neuromarketing en los supermercados es colocar los productos difíciles de vender a la altura de los ojos. Estudios indican que dichos productos aumentan su venta un 80 por ciento.

Ahora con estas notas, lo interesante es ir probando y ver estas sensaciones y estas variables en un supermercado, buena compra!!!

Acerca del autor

Nací en Terrassa en 1975, abogado en ejercicio profesional desde hace 20 años, especialista en procesos penales, delincuencia juvenil y derecho de propiedad intelectual e industrial. Asimismo, ha realizado y colaborado en procesos matrimoniales y de negociación colectiva en el ámbito empresarial, ejecutando dicha formación en los ámbitos de mediación. Experto en marcas. Autor del libro “La Nueva Ley de Marcas. Un enfoque empresarial”. Formado en crecimiento Personal y Desarrollo por BorjaVilasecaInstitut, y LicensedPracticioner of Neuro-linguisiticProgramming (PNL) a través de TalentInstitut.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *