Blog
Jul 02
microexpresiones

Microexpresiones

Las microexpresiones son movimientos involuntarios de los músculos de la cara en momentos especialmente emotivos, ya sean positivos o negativos.

Son muy difíciles de falsear dado que están asociadas a respuestas automáticas del individuo y la persona no tiene control sobre ellas, por eso son una fuente muy fiable para la detección de mentiras. Una persona que miente, puede controlar sus movimientos y gestos corporales, para intentar convencernos, como mostrarnos una sonrisa, pero no puede falsear una microexpresión porque sencillamente no la controla.

Se caracterizan por ser extremadamente cortas en el tiempo, su duración es inferior a un segundo, según Paul Ekman estas duran un cuarto de segundo, y suelen pasar inadvertidas, ya que como no se quieren mostrar al momento son camufladas detrás de una sonrisa o un gesto, por ello, para su estudio es necesario trabajar con programas de vídeo, ya que hay que estudiar fotograma a fotograma y centrarnos en una parte del rostro. Por ello Paul Ekman y Friesen diseñaron el 1978 el Facial Action Coding System (FACS), un método que permite clasificar los movimientos asociados a los músculos de la cara.

Detectar las microexpresiones ayuda a saber e interpretar lo que la persona está sintiendo de verdad.

Sabemos que las emociones básicas, alegría, ira, tristeza, asco, miedo, sorpresa y desprecio, no se pueden ocultar, ya que aparecen de forma automática e inconsciente.

El rostro de una persona nos puede informar, tanto de la emoción sentida como de la que pretende ocultar, la emoción auténtica es la que aparece en el rostro de forma fugaz.

Por las microexpresiones detectamos la mentira, en la detección hay que fijarse en:

-Asimetría facial

-Tiempo de ejecución, aparición, mantenimiento y desaparición más larga. La duración excesiva de una expresión facial es signo de falsedad, la autentica dura apenas unos segundos.

-Retardo. Es el tiempo que tarda en aparecer una expresión después de producirse el estímulo que la provoca.

-No sincronización con la expresión corporal o con la conducta verbal asociada, llega después la facial.

Las microexpresiones fueron descubiertas por los investigadores  Haggard e Isaacs en 1966, tras analizar a cámara lenta diversas sesiones de psicoterapia. Ellos sostienen que son el resultado de la represión y revelan las emociones inconscientes. Más tarde Paul Ekman y Friesen, en 1974, analizaron fotograma a fotograma diversas grabaciones de entrevistas mantenidas con sus pacientes, demostrando así su existencia. Los estudios que realizaron en 2008 Porter y Ten Brinke pusieron de manifiesto que las microexpresiones surgen cuando los individuos intentan engañar o camuflar sus expresiones emocionales.

Si tenéis curiosidad por este tema podéis ver la serie “Lie to me” o  “Miénteme” en la que un grupo de investigadores se dedica a analizar el comportamiento no verbal de la gente. Paul Ekman fue uno de los asesores de dicha serie.

Acerca del autor

Nací en Barcelona hace 42. Me he dedicado desde hace más de 15 años a la dirección y gestión de equipos de profesionales en el sector de la peluquería. Master en Desarrollo personal y Liderazgo por la Universidad de Barcelona en 2016. Master en Comunicación No Verbal por la Universidad La Florida (valencia) en 2017. Actualmente curso segundo curso de Morfopsicologia en el Instituto Superior de Morfopsicologia, en Barcelona. Cofundadora y codirectora del programa de Radio, Món Interior en Radio Molins de Rei.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *