May 12
Los efectos del estrés crónico

Los Efectos del Estrés Crónico

¿Qué nos pasa cuando vivimos afectos al estrés? Cuando vivimos en un estado de estrés constante, el centro del corazón entra en incoherencia y ahoga nuestra capacidad de crear.

El estrés nos lleva al desorden del ritmo cardíaco, y por tanto nuestro cerebro sufre la des-integración y entra en incoherencia, y esa incoherencia se refleja en las dos vertientes de nuestro sistema nervioso central.

Si el sistema parasimpático es el freno y el simpático es el acelerador, como en algún anterior blog hemos idos comentando, cuando funcionan en discrepancia nuestro cuerpo recibe un mensaje parecido a dar gas al mismo tiempo que pisamos el freno, y por tanto no hace falta ser muy experto en mecánica para entender que esas dos fuerzas, nos llevan a desgastar tanto los frenos y forzamos la transmisión, por lo que nuestro cuerpo se va a ir desgastando inútilmente.

Por tanto, al final, el estrés prolongado desgasta el organismo hasta tal punto que suprime nuestra capacidad de reparar el cuerpo y conservar la salud, y acabamos privados de vitalidad y resiliencia.

Por ello, si la resiliencia se basa en la gestión eficiente de la energía, es seguro que mientras te encuentre bajo los efectos del estrés crónico te sientas muy agotado, de mal humor, enfermo en muchas ocasiones, y cuando nos volvemos adictos a estos estados de estrés, nos costará abrir el corazón, entrar en él y crear la coherencia cardíaca de manera consciente.

Es importante, abrir nuestro corazón y confiar en lo desconocido, eso nos sacará de nuestra zona de confort y disminuir el estrés crónico.

Hay que empezar a salir del estado de estrés crónico, de vivir siempre ligados a la lucha o la huida, hay que intentar cerrar los ojos y entrar en nuestro interior, porque de lo contrario debemos mantener nuestra atención centrada en la supuesta amenaza que procede de fuera, y no nos lo podemos permitir, debemos vivir mas hacia dentro que hacia fuera.

Ello lleva a cuestionarnos que cabe pensar que cuanto más adicto seas a las hormonas del estrés en la vida cotidiana, menos probabilidades hay de que estés en la vida cotidiana, menos probabilidades hay de que estés dispuesto a crear, meditar o abrir el corazón y ser vulnerable.

En siguientes posts, os hablaré de cómo la coherencia en el corazón influye en la coherencia cerebral.

Acerca del autor

Nací en Terrassa en 1975, abogado en ejercicio profesional desde hace 20 años, especialista en procesos penales, delincuencia juvenil y derecho de propiedad intelectual e industrial. Asimismo, ha realizado y colaborado en procesos matrimoniales y de negociación colectiva en el ámbito empresarial, ejecutando dicha formación en los ámbitos de mediación. Experto en marcas. Autor del libro “La Nueva Ley de Marcas. Un enfoque empresarial”. Formado en crecimiento Personal y Desarrollo por BorjaVilasecaInstitut, y LicensedPracticioner of Neuro-linguisiticProgramming (PNL) a través de TalentInstitut.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *