Blog
Jul 30
las personas positivas también pasan malos ratos

Las Personas Positivas También Pasan Malos Ratos

¿Qué diferencia una persona positiva de una que no lo es?

Los malos ratos seguro que no, porque esos momentos están en la vida de cualquier ser humano, lo que las diferencia es la actitud que tienen ante ellos.

Ves a personas que parece que nunca les pase nada, que la vida le va bien, que no tienen ningún problema, que todo es fácil y lo asocias a que no se enfrentan a ninguna dificultad, a que no les pasa nada “malo”, a que su vida fluye sin más. No entiendes como lo pueden llevar o vivir así.

Pero,

¿es posible que en ningún momento pasen por un bache? ¿en ningún momento tengan situaciones difíciles?

Después de conocer y trabajar con diferentes personas te das cuenta de que todos, en mayor o menor medida, han vivido situaciones difíciles que les han generado momentos de inestabilidad o de no estar bien. La estrategia de afrontamiento es lo que marcará el vivirlo de una manera o de otra y lo primordial en cualquier estrategia será la actitud ante la situación.

Darte el tiempo de entender la situación.

Que ha pasado y como te hace sentir es un buen inicio. Poner sobre la mesa lo que estás viviendo te hace darte cuenta de lo que está pasando, de la realidad que vives.

Qué aprendes de lo que sucede.

Qué me enseña esta situación, qué dice de mí, qué me aporta. Aunque sean situaciones de dolor llevan un aprendizaje, que puede ser reconocer tu fortaleza, darte cuenta de las personas que tienes a tu alrededor, ser consciente de lo importante que es eso en tu vida, cuanto te ha aportado o lo que no te ha aportado.

Elegir ser víctima o protagonista.

Si eliges ser víctima automáticamente dependes de tu verdugo para que las cosas funcionen y te quedas en el “pobre de mí”, pierdes margen de actuación, pero no te haces responsable de lo que pasa.

Si, por el contrario, eliges ser protagonista, tendrás el poder en la situación porque lo que hagas dependerá de ti y podrás pasar a la acción para resolverla. El ser protagonista te da libertad, pero exige una gran responsabilidad.

No te lo pienses, elije ser protagonista.

Qué actitud he de tener para mi beneficio.

Actúa para eso, que tu comportamiento te genere beneficios, que tu banca emocional tenga saldo suficiente en los momentos que la situación se complique o no sea tan favorable. Haz lo que te ayude.

Y sobre todo, NO TE OLVIDES DE TI.

Acerca del autor

Soy una persona alegre, cercana y comprometida. Experiencia de 20 años en el área de Relaciones Laborales de un Hospital Privado y actualmente como formadora del GrupTrobat y Coach personal. Licenciada en Ciencias del Trabajo por la UOC, Diplomada en Relaciones Laborales por la URV. Master en Desarrollo Personal y Liderazgo por la UB y Master en Liderazgo Personal y Coaching Teleológico por en el Institut Goma. Formada en acompañamiento en Duelo en el InstitutIntegratiu, Teatro i Consciencia con el Método Sabaté y Certificación Internacional de Coaching por valores.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *