Blog
Sep 03
PNL y mediación

La Programación Neurolingüística (PNL) Y Mediación

En el presente blog vamos a abordar la importancia que puede tener la PNL en la mediación. Ya sabes que la PNL es un modelo que permite abordar de forma práctica, útil y eficaz, la comprensión y modificación de la conducta humana en cualquier contexto, y que la mediación es un método que permite la resolución de conflictos de manera pacífica, a través del diálogo entre las partes, donde el mediador como tercero neutral acompaña para que ellas mismas, como protagonistas, encuentren las soluciones más beneficiosas.

Teniendo presente lo anterior, con la PNL, y sus técnicas, podemos saber cual es la percepción de la realidad de nuestro interlocutor y como debemos interactuar desde la concepción de su mapa mental para lograr con ello una comunicación más efectiva.

Lo primero que siempre debe tener presente una persona es que estamos constantemente comunicándonos, ya sea de forma oral como a través de gestos, movimientos y silencios, todo absolutamente todo comunica, por ello me gusta indicar que es imposible no comunicar.

Ahora bien, en un proceso comunicativo, somos a la vez emisores y receptores, por lo que debemos entender que la comunicación es circular, por lo que debemos tener claro que emitimos y recibimos información igual que la persona que tenemos delante.

Pero, ¿Cuáles son las premisas fundamentales que sostiene la PNL aplicadas a la mediación?

En primer lugar, siempre tenemos que tener claro que el mapa no es el territorio, esto no es mas que tener claro que todas las personas tenemos una interpretación del mundo que nos rodea, pero totalmente diferentes las unas a las otras, y todo ello porque cada uno filtra o desecha lo que es o no importante para nosotros. Es decir, creamos nuestra realidad que es la interpretación subjetiva que nosotros damos, por eso los conflictos entre los seres humanos se dan porque su modelo de representación de la realidad es limitado o defectuosos, carente de amplitud y variedad de lo que la realidad nos ofrece.

En segundo lugar, somos procesadores andantes de información a través de los sentidos, pero con la PNL nos damos cuenta que hay un filtro que predomina, siendo mas sensibles a un sentido que a otro, teniendo en cuenta que los sentidos que la PNL trabaja son el auditivo, el visual y el kinestésico.

Partiendo de estas premisas, ¿qué habilidades debe tener un mediador?

Si observamos las anteriores premisas, y nosotros en la comunicación utilizamos un modelo de representación (visual, auditivo o kinestésico), lograremos comprender y ser comprendidos por aquellas personas con quienes compartimos dicho modelo, por eso una de las habilidades del mediador consistirá en descubrir que modelo representacional predomina en la otra persona y en todos sus interlocutores para lograr una comunicación fluida, asertiva y de mejor calidad.

La PNL, te propone focalizar en el cómo por encima del qué, es decir, tiene mayor relevancia la manera en la que voy a comunicarme que el mensaje literal de lo que voy a expresar.

Por ello, en PNL, la posición del mediador, trata de ver de forma indispensable la situación de diversas perspectivas, y ello es importante no solo en la mediación, sino también en la discusión de una pareja, un amigo o una venta.

Las posiciones perceptuales nos explicaran de manera práctica, ya sea como mediador o como uno de los mediados, como tener mayor percepción para ampliar las acciones disponibles con las que vamos a contar a la hora de resolver un conflicto.

La PNL por tanto nos ofrece tres posiciones para cambiar la perspectiva, el yo “punto de vista propio”, el otro “persona con la que se negocia, discute o debate”, y el observador independiente.

Acerca del autor

Nací en Terrassa en 1975, abogado en ejercicio profesional desde hace 20 años, especialista en procesos penales, delincuencia juvenil y derecho de propiedad intelectual e industrial. Asimismo, ha realizado y colaborado en procesos matrimoniales y de negociación colectiva en el ámbito empresarial, ejecutando dicha formación en los ámbitos de mediación. Experto en marcas. Autor del libro “La Nueva Ley de Marcas. Un enfoque empresarial”. Formado en crecimiento Personal y Desarrollo por BorjaVilasecaInstitut, y LicensedPracticioner of Neuro-linguisiticProgramming (PNL) a través de TalentInstitut.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *