Blog
Sep 05
El Rapport

La Comunicación a través de la PNL. El RAPPORT

En este blog dedicado a los mecanismos de comunicación vamos a hablar de lo que es un RAPPORT.

Para ello, propongo que imagines por un momento que estás en plena conversación con alguien, que puede ser un amigo, un profesor, un familiar o porque no un desconocido, y en la conversación que mantienes observas que hay afinidad en el diálogo, hay armonía, sientes que hay acuerdo, fluyen la ideas y tenéis unanimidad de ideas y opiniones, pues entonces estamos hablando de Rapport.

Por el contrario, si en la conversación no hay manera de encauzar la conversación que uno va para un lado y el otro para otro, y que cada palabra utilizada es malinterpretada alejándonos cada vez más y más, entonces decimos que estamos en un momento AntiRapport.

El Rapport es fruto de nuestro subconsciente, por tanto, el trabajo importante es saber manejarlo a nuestro antojo, y ello porque debemos ser conscientes que quien tiene información tiene poder, así podremos mejorar nuestra conversación, trato con los clientes, conversaciones con amigos, en definitiva mejorar nuestras relaciones.

¿Qué debemos hacer para manejar correctamente un buen Rapport?

Como sabemos y, porque ya en alguna ocasión hemos hablado, la comunicación consta de dos partes importantes, una la verbal y la otra la no verbal, y en cualquiera de ellas se debe saber manejar el Rapport, teniendo en cuenta dos bloques o partes:

    1. La primera la de acompañar, y con ello queremos decir que mientras la otra persona esta hablando y gesticulando, tu lo que debes hacer es amoldarte a sus posturas, respiración, cruce de brazos, altura de mirada, la postura de hombros, movimientos de manos y brazos, cruce de piernas, bailoteo de manos, calibración de la cabeza.
      Este acompañamiento, debe ser sutil, es decir debe realizarse con respeto, no sea que la otra parte se crea que nos estamos burlando de ella, piensa que es como un baile de dos.
      Este acompañamiento también puede realizarse de forma indirecta, es decir, por ejemplo, si la otra parte cruza los brazos tu puedes cruzar las manos, con ello imitando esos gestos con otras partes del cuerpo, estamos generando comodidad, cogemos su ritmo, y ello con la intención de luego variarlo, dado que vamos a intentar imponer el nuestro de alguna forma u otra.
    2. La segunda es dirigir. Como hemos dicho una vez entrado en su propio ritmo, lo que se trata es de cambiarlo, y ¿cómo?, pues sencillo adelántate a la otra persona cambiando tu postura y mira si ella te acompaña, si ves que no lo hace vuelve al primer paso y pruébalo un poco más tarde, y así una vez conseguido podrás llevar tu conversación por el camino que tu quieras.

Ahora toca ir practicando estas técnicas en comunicación. Suerte!!!!!.

Acerca del autor

Nací en Terrassa en 1975, abogado en ejercicio profesional desde hace 20 años, especialista en procesos penales, delincuencia juvenil y derecho de propiedad intelectual e industrial. Asimismo, ha realizado y colaborado en procesos matrimoniales y de negociación colectiva en el ámbito empresarial, ejecutando dicha formación en los ámbitos de mediación. Experto en marcas. Autor del libro “La Nueva Ley de Marcas. Un enfoque empresarial”. Formado en crecimiento Personal y Desarrollo por BorjaVilasecaInstitut, y LicensedPracticioner of Neuro-linguisiticProgramming (PNL) a través de TalentInstitut.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *