Blog
Ago 01
la cocina de la felicidad II

La Cocina de la Felicidad II

En este segundo blog del apartado de la cocina de la felicidad, vamos a hablar de los transmisores de la Felicidad, y como podemos integrarlos si consumimos determinados alimentos.

Partimos, por tanto, del concepto de neurotransmisores de la felicidad, y podemos indicar que los neurotransmisores son las sustancias que ponen en contacto nuestras neuronas y trasmiten todas las acciones ordenadas por el cerebro, tales como el movimiento o la conducta, y por tanto podemos decir que son capaces los neurotransmisores, de modular nuestras emociones.

Es evidente, que cualquier alteración de los niveles normales de estas sustancias pueden alterar el funcionamiento de nuestro cerebro y sus funciones, y nuestra Felicidad esta muy vinculada a la eficiencia química cerebral con que nuestros neurotransmisores viajan de ida y vuelta, comunicando nuestras emociones con nuestros pensamientos. La ciencia y los últimos estudios, revelan que cuando la producción de neurotransmisores es excesiva, deficiente o nula, se presentan problemas y enfermedades como la esquizofrenia, el párkinson, el alzhéimer, la angustia, la depresión etc…

Uno de los neurotransmisores más importantes de la Felicidad, por eso se le llama la molécula de la felicidad, es la SEROTONINA, y ella es el neurotransmisor que interviene en la creación de sentimientos de satisfacción y bienestar y mejora la capacidad de soportar la tensión y el estrés diario. La serotonina juega un papel importante en la regulación del estado de ánimo, apetito, el sueño, la memoria y el aprendizaje, además de regular el metabolismo, el crecimiento celular y la digestión en el tracto gastrointestinal.

La serotonina se produce en el cerebro y en el sistema digestivo, si bien el 80-90 % se puede encontrar en el tracto gastrointestinal, y su déficit es importante a la hora de valorar por ejemplo valores de depresión y ansiedad, por ejemplo, pero también interviene en elementos de apetito sexual, conducta suicida y la percepción de dolor.

En este sentido, lo niveles altos de serotonina producen calma, paciencia, autocontrol, mejora de la sociabilidad, adaptabilidad y humor estable, mientras que niveles bajos producen la hiperactividad, agresividad, impulsividad, fluctuaciones del humor, irritabilidad, ansiedad, insomnio, depresión, migraña, dependencia y bulimia entre otros efectos.

Ahora bien, ¿cómo se sintetiza la serotonina?, pues lo hacemos a través del TRIPTOFANO, que es un aminoácido esencial presente en muchos alimentos, que nuestro cuerpo no es capaz de producir, por tanto, estos alimentos ricos en triptófano funcionan como antidepresivos naturales.

De esta forma, una dieta pobre en triptófano se ha relacionado con irritabilidad, ira y depresión.

Y ahora quiero que apuntemos todos los alimentos ricos en triptófano, siendo los mismos las semillas de girasol y calabaza, los frutos secos, sobretodo las nueces, el plátano y la leche materna, también podemos encontrar triptófano en la carne, pero su disponibilidad es menor, al no ser rica en carbohidratos, magnesio o potasio.

También debemos tener en cuenta que los Omega3 aumentan la liberación de serotonina y hacen a los receptores de serotonina más sensibles, por eso los especialistas recomiendan introducir el pescado azul, y las semillas de lino y chía.

En siguientes blogs añadiremos más datos para obtener la Felicidad a través de la Alimentación, como la Melatonina, Dopamina, Noradrenalina, y la generación de Vitamina D.

Acerca del autor

Nací en Terrassa en 1975, abogado en ejercicio profesional desde hace 20 años, especialista en procesos penales, delincuencia juvenil y derecho de propiedad intelectual e industrial. Asimismo, ha realizado y colaborado en procesos matrimoniales y de negociación colectiva en el ámbito empresarial, ejecutando dicha formación en los ámbitos de mediación. Experto en marcas. Autor del libro “La Nueva Ley de Marcas. Un enfoque empresarial”. Formado en crecimiento Personal y Desarrollo por BorjaVilasecaInstitut, y LicensedPracticioner of Neuro-linguisiticProgramming (PNL) a través de TalentInstitut.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *