Blog
May 09
Hipnosis

Hipnosis y Estados de Trance

En PNL (Programación Neuroligüística) tenemos a bien en decir que un buen programador neurolingüísta debe tener desarrolladas una de las habilidades más utilizadas en la PNL, junto con las anclas y las submodalidades como es la hipnosis.

La Hipnosis ha tenido un evidente problema interpretativo, dado que mucha gente lo ha considerado como algo mágico, algo esotérico en muchas ocasiones, y no en ciertos momentos como algo vulgar, pero lo cierto que la hipnosis no es más que simplemente un estado de consciencia en particular, que ocurre en muchas ocasiones a lo largo de nuestra vida.

Básicamente podemos decir que se trata de un estado de consciencia donde el cerebro funciona de un modo distinto y esto permite focalizarse más en el trabajo que se lleva a cabo y acceder a recursos personales o generar estado de una manera mucho más poderosa. En si, podemos decir que la hipnosis es un estado de amplificación de la experiencia subjetiva interna que nos permite avanzar a procesos de cambio, y a tomar mejores decisiones o generar mayor autocontrol.

Ahora bien, hay un elemento de la hipnosis muy utilizada en PNL que es el llamado lenguaje hipnótico o persuasivo, muy utilizado en el arte de convencer y persuadir. El lenguaje hipnótico o también llamada la comunicación persuasiva, consiste en utilizar un lenguaje tan genérico que permite que las personas tengan que introducir los detalles de lo que se esta hablando desde su propia experiencia subjetiva interna.

Cuando una persona entra en comunicación persuasiva, focaliza la atención en su interior, por un lado, y por otro lado genera una mayor conexión con el emisor del mensaje, lo que en PNL se llama acompasarse, lo que a efectos prácticos en muchas ocasiones es un producto extremadamente eficaz en ventas, por ejemplo.

Con la Hipnosis, y sobre todo a través del lenguaje hipnótico y la comunicación no verbal asociada, se consigue que las personas puedan variar sus estados de consciencia, a efectos neurológicos variamos los ciclos de las ondas cerebrales, generando un grado de bienestar (aumento de serotonina, endorfinas y oxitocinas) que hace que nos sintamos mucho más relajados.

Es por ello que no es ni peligroso ni sobrenatural como se ha pretendido hacer ver, todo lo contrario, es un proceso natural y común a todos los seres humanos, por tanto, lo que debe quedar claro es que toda persona puede generar procesos de hipnosis si sabe como hacerlo y que metodología debe seguir.

Lo que necesitará básicamente es saber generarse el mismo el estado de trance que quiere transmitir, y todo ello por un tema de congruencia verbal y no verbal, debido a lo que se ha denominado resonancia límbica. Si quieres entrar en trance hipnótico a una persona tu estado debe ser igual o similar al que pretendemos generar, básicamente lo que queremos decir en PNL y a título muy evidente es que es muy difícil relajar o motivar a alguien si tu no tienes ese estado antes.

Y la parte lingüística es también muy importante, por tanto, para resumir este primer blog sobre hipnosis introductoria vamos a acabar diciendo que para inducir un trance hipnótico debemos saber utilizar el lenguaje de una manera determinada, teniendo uno mismo el estado que se quiere transmitir.

 

 

Acerca del autor

Nací en Terrassa en 1975, abogado en ejercicio profesional desde hace 20 años, especialista en procesos penales, delincuencia juvenil y derecho de propiedad intelectual e industrial. Asimismo, ha realizado y colaborado en procesos matrimoniales y de negociación colectiva en el ámbito empresarial, ejecutando dicha formación en los ámbitos de mediación. Experto en marcas. Autor del libro “La Nueva Ley de Marcas. Un enfoque empresarial”. Formado en crecimiento Personal y Desarrollo por BorjaVilasecaInstitut, y LicensedPracticioner of Neuro-linguisiticProgramming (PNL) a través de TalentInstitut.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *