Blog
May 30
el lenguaje del abanico

El Lenguaje del Abanico

El abanico, ese objeto que se considera tan Español, pero que en Europa no llegó hasta el SXVI por los comerciantes portugueses traído desde el lejano Oriente.

En principio, este objeto utilizado para aliviar el calor era de uso común para ambos sexos, los hombres utilizaban unos más pequeños tamaño bolsillo y las mujeres unos de mayor tamaño, aunque con el transcurso de los años la utilización del abanico fue exclusiva de las damas llegando estas a desarrollar un complicado “lenguaje del abanico”. Y es que este objeto siempre ha sido considerado un objeto de seducción, imaginación y liberación.

Así y teniendo en cuenta que se acerca el verano he considerado pertinente hablar de la “otra comunicación no verbal” en este caso del lenguaje del abanico, también denominado campiología, y su significado.

  • Abanicarse rápidamente y mirando fijamente a los ojos de otra persona = Te amo con intensidad.
  • Abanicarse lentamente y de forma pausada = Soy una señora casada y me eres indiferente.
  • Cerrar despacio el abanico = Si
  • Abrir y cerrar rápidamente el abanico = Estoy comprometida.
  • Cerrar rápido el abanico = No
  • Dejar caer el abanico = Te pertenezco.
  • Abanicarse levantando los cabellos = Pienso en ti.
  • Pasar los dedos por las varillas del abanico = Quiero hablar contigo.
  • Cubrirse con el abanico = No me gustas.
  • Apoyar el abanico sobre la mejilla derecha = Si
  • Apoyar el abanico sobre la mejilla izquierda = No
  • Prestar el abanico a la madre = “Se acabó”
  • Prestar el abanico a un acompañante = Significa malos presagios.
  • Golpear un objeto con el abanico = Impaciencia.
  • Sujetar el abanico abierto con las dos manos = “Es mejor que me olvides”
  • Cubrirse los ojos con el abanico abierto = “Te quiero”
  • Pasar el abanico por los ojos = “Lo siento”
  • Pasar el abanico cerrado tocándose los ojos = “¿Cuando te puedo ver?”
  • Abrir el abanico y mostrarlo = “Puedes esperarme”
  • Cubrirse la cara con el abanico abierto = “Sígueme cuando me vaya”
  • Apoyar el abanico a medio abrir sobre los labios = “Puedes besarme”
  • Apoyar el abanico cerrado sobre los labios = “No me fío”
  • Pasar el abanico por las mejillas = “Estoy casada”
  • Deslizar el abanico sobre los ojos = “Vete por favor”
  • Llevar el abanico en la mano izquierda = “Deseo conocerte”
  • Mover el abanico con la mano izquierda = “Nos observan”
  • Llevar el abanico en la mano derecha = “Amo a otro”
  • Pasar el abanico de una mano a otra = “Estas filtrando con otra”
  • Girar el abanico con la mano derecha = “No me gustas”
  • Tocar el abanico con la palma de la mano = “Me estoy pensando si te quiero”
  • Posar el abanico abierto encima del corazón = “ Te amo” o “ Sufro por tu amor”
  • Darse un golpe con el abanico cerrado en la mano izquierda = “Ámame”
  • Mirar los dibujos del abanico = “Me gustas mucho”
  • Bajar el abanico a la altura del pecho = “Podemos ser amigos”
  • Cerrar el abanico en la mano izquierda = “me casaré contigo”
  • Arrojar el abanico “ Te odio” o “Se acabó”
  • Presentar el abanico cerrado = “¿Me quieres?”
  • Poner el abanico sobre la oreja izquierda = “Déjame en paz, no quiero saber nada de ti”
  • Poner el abanico sobre la oreja derecha = “No reveles nuestro secreto”
  • Abrir el abanico y tocar las varillas = Quiere decir el numero de citas que se han tenido, en función de las que se toquen.
  • Ponerse en el balcón con el abanico abierto = Saldré
  • Ponerse en el balcón con el abanico cerrado = No saldré.
  • Morder el abanico = “Tenemos una cita”

Y esto sólo corresponde a la Comunicación no verbal, o lenguaje del abanico en España, ya que las en Francia esto cambia ligeramente.

Parece mentira como el ser humano necesita de valerse de códigos privados y no verbales para poder comunicarse, unos son innatos ya que forman parte de la propia supervivencia y otros los creamos con el mismo fin. Son curiosidades que incitan a la propia curiosidad.

El saber no ocupa lugar, así que abanicaros, claro que es necesario que vuestro interlocutor entienda el lenguaje.

Acerca del autor

Nací en Barcelona hace 42. Me he dedicado desde hace más de 15 años a la dirección y gestión de equipos de profesionales en el sector de la peluquería. Master en Desarrollo personal y Liderazgo por la Universidad de Barcelona en 2016. Master en Comunicación No Verbal por la Universidad La Florida (valencia) en 2017. Actualmente curso segundo curso de Morfopsicologia en el Instituto Superior de Morfopsicologia, en Barcelona. Cofundadora y codirectora del programa de Radio, Món Interior en Radio Molins de Rei.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *