Blog
May 14
Coaching en las organizaciones saludables

Coaching en las Organizaciones Saludables

Según estudios recientes, tan sólo un 30 % de los trabajadores españoles afirma estar «muy comprometido» con la compañía en la que trabaja.

El que la empresa consiga alcanzar un alto compromiso por parte de los empleados podría aumentar el margen de negocio en un alto porcentaje. Por ello es importante planear una buena estrategia para reforzar este compromiso en el lugar de trabajo que ayuden a promover un equilibrio entre la vida profesional y personal, así como construir una comunicación directa y efectiva entre los directivos y la plantilla.

Uno de los factores que más influye en el índice de compromiso de los empleados es el liderazgo de sus jefes. Según las estadísticas existe un aumento en el compromiso de los empleados a medida que aumenta la efectividad del liderazgo, hasta llegar a un nivel de compromiso de los empleados muy alto en los casos de los líderes extraordinarios.

Cuando los propios líderes dejan de estar comprometidos, se multiplica por tres la probabilidad de que descienda este compromiso: disminuyendo el deseo de continuar en la empresa, pierden su capacidad de iniciativa y aumenta su nivel de frustración con los sistemas de gestión y los procedimientos de la organización. Para poder alcanzar este nivel de compromiso tanto por parte de los empleados como de los directivos de la empresa es cuando la figura del coach de empresa puede ser básica.

El coaching en las empresas saludables

Como comenta David Tomás, director general de Cyberclick y autor del libro Diario de un Millennial en una reciente entrevista en el diario La Vanguardia, hay estudios que indican que los trabajadores felices permanecen el doble de tiempo en sus tareas, tienen un 65% más de energía y su vinculación a la empresa es mayor. Es por este motivo que cada vez más organizaciones se suman a la iniciativa de medir la felicidad de su plantilla.

El millennial no quiere un jefe, sino un ‘coach’; alguien que se ponga a su lado y que busque lo positivo que tiene, que le fije retos, que comparta ideas para ayudarle a hacer el salto profesional. Pero si ven que el jefe tiene poder sobre ellos, que no les deja opinar ni les pregunta, se desmotivan y prefieren cambiar de empresa.

El coaching para el bienestar, basado en la psicología positiva, busca la manera de que cada persona aproveche y desarrolle su potencial para, así, encontrar la felicidad.

La psicología positiva se basa en la ciencia. Utiliza la investigación para descubrir las maneras de ayudar a las personas a conseguir alcanzar una vida plena en todos sus aspectos, tales como el trabajo, la educación, el desarrollo personal y las relaciones personales. El coaching para el bienestar ayuda a construir nuevas relaciones, más efectivas y productivas, con las que alcanzar ese estado en el que nos sentimos felices y completos.

Este cambio proporciona las herramientas necesarias para desarrollar tu inteligencia emocional, para identificar todo aquello que cada emoción te aporta y crear nuevas formas de actuar. Todos buscamos obtener más satisfacción en el trabajo, mayor tiempo con la familia y progreso y esto es en lo que se basa el coaching para el bienestar.

El coaching es una forma útil de desarrollar las habilidades de las personas y de aumentar el rendimiento. Una sesión de coaching típicamente se enfocará en ayudar a la persona a descubrir las respuestas por sí misma. Ayudarles a que se comprometan con las soluciones que se han propuesto a sí mismas, en lugar de a las que se les impone. El coaching es un proceso que consiste en equipar a las personas con las herramientas, el conocimiento y las oportunidades que necesitan para desarrollarse plenamente y ser eficaces en su compromiso con ellos mismos, la empresa y su trabajo. El coaching se basa en ciertas habilidades y competencias de gestión. Aborda el crecimiento, el desarrollo y los logros de los empleados eliminando obstáculos para el rendimiento y mejorando de manera creativa.

El coaching no es terapia ni asesoramiento. El coaching se trata de creatividad, rendimiento y acción, mientras que la terapia trata con la resolución y la curación del pasado. El coach en principio no tiene porque ser mentor tal como hacen los  entrenadores deportivos que son mentores de sus atletas, utilizando habilidades técnicas y experiencia. Por el contrario, el cuestionarse y la reflexión suelen ser más importantes en el coaching en el lugar de trabajo.

COACHING 1

 

¿Coaching del bienestar en la empresa, para qué sirve?

El éxito del coaching para el bienestar agrega valores a los empleados, quienes luego agregan valor a sus organizaciones al dar lo mejor de sí. Los empleados quieren ser felices, productivos e innovadores, y el coaching crea el entorno donde esto puede suceder.

La investigación y la experiencia muestran que los empleados trabajan mejor cuando reciben un coaching positivo, en lugar de ser evaluados constantemente. Las personas con actitudes más positivas tienen más probabilidades de tener éxito en sus trabajos y carreras. Las habilidades de coaching también aumentan y mejoran el rendimiento del equipo y del grupo de trabajo, mejoran la gestión y el liderazgo y promueven la conciencia de la diversidad.

Con la implantación del coaching para el bienestar, podemos conseguir mejorar los siguientes puntos en cada integrante del equipo de trabajo:

  • Gestionar mejor su tiempo
  • Decidir qué carrera puede realizar dentro de la organización
  • Reducir el estrés en su trabajo
  • Lograr un mejor equilibrio entre su vida laboral y familiar
  • Desarrollar habilidades para que siga creciendo
  • Mejorar su relación con los compañeros


COACHING 2

 

¿Quiénes son los mejores coaches?

Cada vez más, los líderes exitosos están desarrollando sus habilidades de coaching. Los mejores líderes en el lugar de trabajo son aquellos que entienden y desarrollan su propio estilo de coaching en el que en este caso pueden también ser mentores, y saben cómo adaptar su estilo para entrenar y formar al equipo, pudiendo usar el proceso de coaching de manera efectiva a través de la comprensión y el desarrollo de habilidades.

¿Con qué limitaciones se puede encontrar un coach?

Algunas empresas son reacias a implementar un entrenamiento interno efectivo. Esto puede deberse a:

  • La cultura organizacional
  • Falta de comprensión del valor del coaching
  • No se ve como una prioridad para el negocio
  • Resistencia de la alta dirección
  • Bajos niveles de habilidades y experiencia dentro de la organización
  • Falta de tiempo y recursos

Si la organización tiene la mayoría de estas barreras, es posible que intentar utilizar el coaching tenga un efecto perjudicial más que motivador. Pero si decide introducir el coaching como parte de su propio estilo de gestión, debería pensar en hacerlo gradualmente. Los primeros pasos que podría tomar incluyen:

  • Practica la escucha activa.
  • Desarrollar habilidades de saber hacer preguntas(para reemplazar las instrucciones y fomentar la participación en reuniones y discusiones).
  • Dar su opinión, y dejar tiempo para pedir las propias percepciones de los miembros del equipo.

El coaching es un proceso de mejora continua de los empleados de manera que, una vez adquiridas las herramientas de aprendizaje y con el entrenamiento adecuado se genera una dinámica positiva que conduce a la mejora de las habilidades y competencias.

A veces en este proceso un coach externo a la empresa puede suponer una mayor ventaja, ya que esto le aporta mayor objetividad y un punto de vista diferente al de empleados. En el ámbito de los directivos o ejecutivos, el coach para empresas enfoca su labor a conseguir objetivos fundamentales para la organización, tales como:

  • Mejorar la relación del directivo con su equipo y sus superiores
  • Impulsar el liderazgo
  • Ayudar al autoconocimiento
  • Potenciar los puntos fuertes
  • Optimizar el desempeño y el cumplimiento de objetivos
  • Manejarse positivamente en la resolución de conflictos
  • Aprender a desarrollar estrategias eficientes
  • Generar compromiso, responsabilidad e iniciativa en el equipo

Cabe destacar como decíamos antes, que un coach para empresas no es un terapeuta ni un formador sino un entrenador personal que ayuda a optimizar la actividad profesional desde un punto de vista integral planteando objetivos concretos y acciones para alcanzarlos.

Un coach para empresas supone muchos beneficios para una organización concienciada con el bienestar de los empleados. Al ayudar a que los trabajadores se adapten a los cambios, aprendan a realizar una escucha activa y a trabajar mejor en equipo, se consigue una mayor eficiencia y compromiso, lo cual se refleja en:

  • Mayor productividad
  • Comunicación eficaz
  • Trabajo colaborativo
  • Motivación en los empleados
  • Mejora del clima laboral
  • Mayor sentido de la responsabilidad
  • Interés por alcanzar logros
  • Mejor planificación de metas en la empresa

Estamos en un cambio de paradigma, el mundo evoluciona y las empresas inteligentes se están empezando a convertir en organizaciones saludables.

Acerca del autor

Soy Francesc Assens, Me dedico al coaching personal, al coaching de equipo (o profesional) y al coaching de empresa. Un coaching para el bienestar basado en la psicología positiva, las relaciones humanas y el crecimiento personal. Me defino como una persona alegre, positiva, pero al mismo tiempo también realista. Creo que siempre podemos mejorar la manera de hacer las cosas si nos lo proponemos. Podemos conseguir grandes cambios sostenibles en el tiempo. ¿Cómo? Saliendo de la zona cómoda y tomando riesgos inteligentes, buscando un equilibrio entre la reflexión y la acción.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *